A veces oímos palabras que nos desorientan, nos confunden o nos exigen mucho esfuerzo el escucharlas con atención, en parte porque sabemos que son de relleno. Pero en otras ocasiones, pocas, la verdad, las palabras que oímos nos llegan muy adentro, nos reconfortan, nos clarifican nuestra posición y sobre todo nos emocionan por reconocer lo que sentimos en ellas.

Esto último nos ocurrió oyendo las palabras de Yayo Herrero cuando asistimos al curso de verano organizado recientemente  por la Universidad de Cádiz. Las jornadas “Miradas ecofeministas,  empoderamiento y transiciones energéticas”  y la conferencia de Yayo Herrera  “Las mujeres en la historia: Silencios, estereotipos, matanzas, cuidados y luchas ” nos transmitieron ideas cargadas de fuerza, de verdad y de justicia.

Sentimos que no la hayan oído hablar en directo porque su sencillez  personal y  su eficacia para transmitir eran evidentes. Vamos  a citar algunas de sus frases y a comentarlas brevemente.

“Nuestro modelo económico le ha declarado la guerra a la vida “

La humanidad somos una especie viva del reino animal que vive en un medio natural. Somos seres ecodependientes  de una naturaleza que tiene límites físicos en sus recursos no renovables y en su velocidad de regeneración de los recursos renovables. Y es una naturaleza que tiene una capacidad limitada de servir de sumidero de nuestras basuras y ello provoca contaminación.

“En nuestro modelo económico consumista cada vez se generan  más residuos y se consumen más recursos”

“El pecado original de la cultura occidental es la negación de la naturaleza”

En América Latina ya han sido asesinadas en los últimos tiempos 200 personas por defender la tierra. El 70% de estas personas eran mujeres.

“El sistema capitalista se basa en una producción desconectada de  las necesidades humanas y de los límites de la naturaleza”

“Somos seres interdependientes”

Necesitamos cuidados de bebés, mientras crecemos durante mucho tiempo, cuando enfermamos, cuando somos ancianos ,cuando tenemos diversidad funcional. Esta energía del cuidado de los cuerpos y de las personas es un trabajo hecho mayoritariamente por las mujeres.

La sociedad patriarcal asigna preferentemente a la mujer las tareas de cuidados y a los hombres otras funciones. La mujer vive con más culpa el no cuidado y la Sociedad castiga a quien no cumple el mandato de género. Además esta actividad de las mujeres no se considera trabajo, puesto que no se les paga con salario.

“La vida humana tiene que ser sostenida, el modelo económico actual  no pone en el centro a la vida y su sostenibilidad”

“Hay que transitar hacia un modelo que ponga en el centro la sostenibilidad de la vida, una vida que merezca la pena ser vivida”

El modelo económico actual no contempla ni valora el trabajo de sostener la vida.

“En el sistema capitalista sólo tiene valor aquello a lo que se le pone precio”

Los cuidados de los cuerpos y de las personas quedan por tanto fuera, infravalorados.

“Se considera producción todo lo que consigue aumentar lo monetario”

No se diferencian  producciones que ayudan a la vida  de las que no lo hacen. Valen más las que hacen crecer la economía. Vale más un cargamento de droga dañina para la población que un cargamento de calabacines, es una producción sin ética.

Sería  interesante comparar y relacionar el PIB de un país y su índice de bienestar.

“La recuperación económica  se basa en la sobreexplotación del trabajador y de la tierra”

Las mujeres padecen mayor discriminación económica cuando reciben salarios más bajos que los hombres. En la sociedad patriarcal sufren en muchas  ocasiones acoso sexual para mantener sus puestos de trabajo.

Sobre el tema de la inmigración Yayo Herrero opina:

“Nuestra Economía mantiene cerradas sus fronteras a las personas y abiertas a los recursos esquilmados de sus países”

“Estamos en una economía caníbal”

“No se puede luchar contra la pobreza sin luchar contra la excesiva riqueza”

Yayo propone cambios para poner en el centro del Sistema Económico a la Vida:

-“ Hay que establecer un techo ecológico para nuestro crecimiento económico”

-“Hay que redistribuir  la riqueza estableciendo el suelo en una vida digna”

-“Los cuidados se tienen que repartir entre mujeres , hombres e instituciones en sociedades que pongan a la vida en el centro”

“El capitalismo induce al consumo y lo satisface sin mirar la agotabilidad de minerales , o las consecuencias de la futura robotización del trabajo. Son cuentas que solo les sale bien a unos pocos”

“Lo que no sea escalable al conjunto de la población y sostenible pasa de ser un derecho a ser un privilegio de unos pocos”

Nos confunden usando mal las palabras:

“La austeridad que es la virtud del buen uso  de los recursos, se está utilizando como un saqueo de lo público y se impone la precariedad obligando a vivir vidas en condiciones que no merecen ser vividas”

Las mujeres representan el mayor índice de precariedad en el trabajo.

Las mujeres sabemos hacer equilibrios en las  economías domésticas y maltrechas.

“La transformación de la energía tiene que ser con reducción del consumo”

Yayo señala tres disputas necesarias para cambiar el modelo:

Contra la hegemonía económica transitando hacía una economía social y solidaria, que resuelva las necesidades de las personas y  genere  ideas y estrategias.

Contra la hegemonía política que defiende este sistema patriarcal y capitalista, hay que crear un contrapoder político. Hoy es totalmente necesario el activismo y la militancia política. Si no hay gente organizada en la calle que acompañe no se dará el cambio porque desde las instituciones no se puede desobedecer.

Contra  la hegemonía cultural patriarcal hay que luchar a pesar de la ley mordaza. No se puede luchar contra la pobreza sin luchar contra la riqueza obscena

En estos momentos  al oír estas palabras nos emocionamos y nos sentimos  muy cerquita de las compañeras de lucha. Hay una consigna que cantamos los colectivos feministas en nuestras manifestaciones: “Patriarcado y capital , alianza criminal”  y es criminal porque declara la guerra a la vida y a las mujeres que la sostienen.

“Es necesaria la redistribución de las riquezas (para la vida) y de las responsabilidades (para sostener la vida) y practicar un decrecimiento de la esfera material de la economía.”

Es difícil abarcar en esta crónica todas las palabras que expresó Yayo Herrero en su conferencia, nuestra intención es compartir el empoderamiento que nos transmitió. Sin duda sus palabras  son palabras con poder.

Artículo firmado por Milagrosa Romero, Tere Chamizo y Kika González

http://ganemosjerez.es/wp-content/uploads/2018/07/yayo_herrero_2.jpghttp://ganemosjerez.es/wp-content/uploads/2018/07/yayo_herrero_2-300x300.jpgprensaganemosOpiniónecofeminismo,el poder de la palabra,Kika González,Milagrosa Romero,Tere Chamizo,yayo herrero
A veces oímos palabras que nos desorientan, nos confunden o nos exigen mucho esfuerzo el escucharlas con atención, en parte porque sabemos que son de relleno. Pero en otras ocasiones, pocas, la verdad, las palabras que oímos nos llegan muy adentro, nos reconfortan, nos clarifican nuestra posición y sobre...