Las medidas del gobierno se producen en un contexto en que llueve sobre mojado, ya estábamos en crisis.

La crisis del coronavirus y las medidas económicas y sociales que se han tomado por parte del Gobierno, se han dado en una situación que era ya delicada e inestable social y políticamente: desigualdad, precariedad laboral a todos los niveles, dependencia y debilidad de la economía española, especialización en sectores muy sensibles como el turismos, la hostelería en general, servicios, continuo descenso de las rentas del trabajo, debilidad de la demanda interna, financiarización de la economía etc….

Es necesario que las medidas tengan más en cuenta que partimos de situaciones de desigualdad entre las personas a la hora de enfrentar la crisis.

El confinamiento y la crisis del coronavirus, no afecta ni va a afectar a todas las personas por igual, las personas más débiles, social y económicamente, eran, son y serán las más afectadas y las que lo pasarán peor.

  • Las medidas son insuficientes. Las medidas tomadas, no están mal, es lo que había que hacer. Hay que defenderlas, hay que apoyarlas y ponerlas en ponerlas en práctica. Pero entendemos que son insuficientes, hay que ampliarlas y mejorarlas en cuantía, en extensión, y  en la forma de ponerlas en práctica.
  • Las medidas son difíciles de aplicar a personas que están “fuera del sistema”.Las medidas laborales están bien en línea generales, para las personas que están dentro del sistema, pero hay muchas que están fuera y a las que estas no les llegan. Además hay situaciones especiales, familias monoparentales por ejemplo, a las que le es de difícil aplicación algunas de la medidas. Hay que llegar a estas personas y no dejarlas atrás.
  • Las medidas para autónomos y pymes deben reforzarse y que dependan menos de la voluntad de la banca. Las medidas para autónomos y pequeñas empresas, moratoria y aplazamiento de deudas, igualmente se quedan cortas, y pueden no estar llegando a tiempo. Se están dando muchas dificultades y trabas administrativas y burocráticas, en la Administración, y para la aplicación de muchas e importantes medidas hay que pasar por la banca, con el retardo, dificultad y encarecimiento que esto implica.

Es necesario implementar medidas de renta (inyectar dinero a fondo perdido) para personas, autónomos y pequeñas empresas, así como reforzar servicios públicos. 

Más que retrasar deudas o aumentarlas, más que avalar, sería más efectivo transferir liquidez a personas, y pequeñas empresas. Se podría transferir de inmediato una renta a personas y empresas, y a posteriori que se devuelvan por quienes no la necesiten o no cumplan los requisitos.

  • Inyectar dinero, proporcionar renta. Lo importante, necesario y urgente es hacer llegar dinero efectivo a las personas, autónomos y pequeñas empresas, mientras no tengan suficientes fuentes de ingresos.
  • Reforzar Servicios Públicos. Por otro lado potenciar al máximo al sistema sanitario en particular y social en general. Y esto no solo mientras dure el confinamiento, la crisis social y económica se va a alargar.
  • El futuro pasa por Renta Básica. Todo indica que las medidas más eficaces serían las que vayan en línea de  RENTA BÁSICA, serían igual o más baratas incluso que las que se han tomado, pero seguro que más rápidas y más efectivas.

Sin una respuesta política y económica  global europea, los estados se endeudarán más y más caro, y las medidas seràn pan para hoy y hambre para mañana.

  • Emitir dinero y evitar el protagonismo de la banca privada. En cuanto a la financiación, es cierto que debería hacerse a nivel de Comunidad Europea. No podemos emitir dinero, solo lo puede hacer el BCE, y obliga a los países, aparte de actuar en solitario, a recurrir a la banca privada, a los mercados o a mecanismos muy onerosos y degradantes.

Conclusiones:

  • Las personas primero. Pero aún así, no importa, hay que ser valientes. Las personas son lo más importante, y hay que endeudarse como país, todo lo que sea necesario, luego ya veremos.
  • Hay salidas económicas y financieras distintas del endeudamiento sin más. Ya buscaremos salidas ( deuda patriótica, crowdfunding estatal, apretarnos los que podamos el cinturón y ser solidarios……   )
  • Es mejor pasarse que quedarse corto. En la crisis que estábamos, en la que estamos viviendo, y el la que viviremos, es mejor pasarse, no sirve quedarse corto en las medidas, luego será peor y lo pagarán los de siempre.

José MejíasDocumentosEconomíaEmpleo
Las medidas del gobierno se producen en un contexto en que llueve sobre mojado, ya estábamos en crisis. La crisis del coronavirus y las medidas económicas y sociales que se han tomado por parte del Gobierno, se han dado en una situación que era ya delicada e inestable social y...