Por Germán Pacheco Borrella.

Doctor en Enfermería. Especialista en Enfermería de Salud Mental.

Participa en Ganemos Jerez

Hoy, 7 de abril de 2020, se celebra el Día Mundial de la Salud, fecha que fue escogida por Naciones Unidas para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con el propósito de concienciar a las poblaciones humanas acerca de las enfermedades mortales mundiales y, por ende, con el de fomentar hábitos saludables en las personas.

Pero este es un día aciago. Nos asola, a toda la humanidad, la pandemia del Covid-19. Tenemos que lamentar profundamente la pérdida de un sinfín de vidas humanas. Y desde Ganemos Jerez queremos expresar nuestras sentidas condolencias y solidarizarnos con las familias, amigas y amigos, vecinas y vecinos que han perdido a sus seres queridos a consecuencia de la infestación por dicho virus, ya sea directa o indirectamente.

También queremos enviar nuestro abrazo más solidario y el máximo reconocimiento a todo el personal sanitario español, que está afrontando esta pandemia con la mayor entrega (a veces con sus propias vidas), con la máxima generosidad y con un grado de responsabilidad profesional y ética encomiable. Y también nuestro agradecimiento, reconociendo su labor, a cuantas personas de otros servicios públicos están trabajando con suma dedicación, día a día, para garantizar la seguridad de la población y proveernos los suministros de todos aquellos productos de primera necesidad.

Después de tantos días de confinamiento, hoy también es un día para la  reflexión. Nosotros queremos hacer algunas en voz alta.

Somos todos conscientes de que se están tratando muchas enfermedades físicas y psíquicas en nuestro sistema sanitario público y, especialmente en estos días, las derivadas del Covid-19. Pero podemos preguntarnos: ¿Hay que cambiar las condiciones sociales en las que están emergiendo tantas patologías? ¿Con qué estrategias y con qué modelos de comprensión se afrontan las mismas?

Es obvio que el medio ambiente, que estamos malogrando entre todos los seres humanos del planeta Tierra, condiciona nuestra salud; pero no es menos cierto que existen determinantes de la salud que nos afectan directamente. Según la OMS, los determinantes sociales de la salud son las circunstancias en las que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen, incluido el sistema de salud.

Y puede ser cierto, además, que las personas, individualmente, tengamos nuestra propia responsabilidad. Cada cual, debe conocerse a sí mismo, debe saber qué lugar ocupa en el mundo, qué desea hacer en su vida y con su vida. Esto nos lleva a la elección del estilo de vida y según el que elijamos, tal vez, nos indique si tenemos o no bienestar emocional. Ambas premisas están relacionadas, a su vez, con la calidad de vida que cada uno ostenta. Y según cual sea esta, es probable que necesite educación para la salud.

Este tipo de educación, además de en las familias y en los colegios, también se imparte en el contexto del sistema sanitario público, que no solo es un sistema dedicado a lo “curativo”, sino también a la prevención de las enfermedades (salud pública) y al fomento de la salud. Por tanto, tiene dos tipos de espacios donde atender, asistir y cuidar a la ciudadanía: los centros de atención primaria de salud y los centros de atención especializada (ubicados en los hospitales generales).

A veces, algunos “comerciantes de la salud” han tratado de criminalizar a aquellas personas que, supuestamente, no se cuidan (y, tal vez, no lo hagan por varias razones: porque no saben, no queden o porque tienen dificultado el acceso a la salud y los servicios que la proveen). Y ello les ha llevado a decir, a unos hace tiempo y a otros en estos días adversos, que la salud es bien individual, un bien privado, y que no es un derecho, ni debe depender del Estado.

Frente a esto hay que objetar, y reivindicar en el día de hoy, que la salud es un derecho reconocido en la Constitución Española de 1978, que en su Art. 43 dice: “1. Se reconoce el derecho a la protección de la salud.” Y en el punto “2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto”. También recomendamos la lectura de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, especialmente sus artículos uno y tres. Por parte, la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948, hizo la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su Art. 25 sostiene: “1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios…”

Por consiguiente, desde Ganemos Jerez, rechazamos todo intento de criminalizar a las personas, para justificar la privatización de la sanidad pública. Y demás, rechazamos los conciertos entre la sanidad pública y las empresas privadas, que se lucran del malestar de las personas, y que no subsisten si no es a base de convenios a través de los cuales reciben ingente cantidad de dinero que, lamentablemente, se detrae del sistema sanitario público. Por tanto, defendemos una Sanidad Pública que sea universal (accesible a toda aquella persona que viva en nuestra comunidad), gratuita (sin copagos, que se financie con los impuestos -directos e indirectos- que paga la ciudadanía en su conjunto; y por tanto, nadie debe verse forzado a costearse una sanidad privada), solidaria y equitativa (que atienda a todos por igual, independientemente de su condición social, poder adquisitivo, o tipo de dolencia que le aflija), de calidad (que preste sus servicios con eficacia y eficiencia, que dé respuestas a las necesidades de salud de la población considerando las evidencias científicas y los avances tecnológicos), participativa y democrática (que la ciudadanía esté presente en los órganos de gestión del sistema sanitario público).

En este Día Mundial de la Salud, en el que todos seguiremos confraternizando con familias y vecinos y que saldremos a los balcones y nos asomaremos a las ventanas a aplaudir la entrega, la profesionalidad y calidad humana de los trabajadores de la salud, queremos recordar que tenemos que seguir defiendo la Sanidad Pública, que es el único sistema capaz de dar respuestas a las diferentes situaciones de salud y de cuidados que precise recibir la ciudadanía.

Así es que, desde Ganemos Jerez, os animamos para defender nuestra Sanidad Pública, que no se venda; no debemos consentir que nadie lo haga. Por favor, que nadie espere a tener un problema de salud para defenderla y reivindicarla. Entre todos la debemos proteger y no permitir que se la destruya.  Debemos estar orgullosos de ella y conservarla como un tesoro, porque nos va la vida en ello.

http://ganemosjerez.es/wp-content/uploads/2020/04/Copia-de-Sanidad-Solidaria-1-1024x724.jpghttp://ganemosjerez.es/wp-content/uploads/2020/04/Copia-de-Sanidad-Solidaria-1-300x300.jpgJosé MejíasOpinión
Por Germán Pacheco Borrella. Doctor en Enfermería. Especialista en Enfermería de Salud Mental. Participa en Ganemos Jerez Hoy, 7 de abril de 2020, se celebra el Día Mundial de la Salud, fecha que fue escogida por Naciones Unidas para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con...